L'oratge a Algemesí

Ahorrando energía

Como ahorrar en casa

Descubre cómo ahorrar en la factura de la luz de tu casa: la cocina ese gran vampiro de energía

No dejes de seguir estas recomendaciones y verás cómo puedes reducir tu consumo de electricidad.
Arguente Balaguer | 01/03/2016 | 09:00

Si te decimos que la habitación en la que hay un mayor consumo de electricidad de la casa es en la cocina, seguramente no te estaremos contando ninguna novedad. En la cocina tenemos la encimera, en muchos casos de inducción o de vitrocerámica, el horno, el lavavajillas, la lavadora, el microondas, la nevera, la cafetera y otros útiles de cocina que también funcionan con electricidad… Una obviedad que es el recinto de la casa que mayor consumo de electricidad ha. Lo que te vamos a indicar en este artículo son algunos trucos para ahorrar consumo de electricidad en la cocina.

Empezamos por ver qué electrodomésticos son los que más electricidad consumen. Pues bien, un hogar medio consume cerca de 4.000 kilovatios-hora (kWh) al año, y solo el frigorífico, el horno, la vitrocerámica y el lavavajillas acaparan más del 30% de ese consumo de electricidad.

Cocinar con las ollas tapadas nos permitirá ahorrar un 25% a la hora de hacer la comida. Así que siempre que cocines no te olvides de tapar la olla, gastarás menos energía y los alimentos se cocinaran antes.

Otro vampiro necesario es el frigorífico, que acapara el 18% del consumo eléctrico. Un porcentaje elevado que no se debe a su consumo del aparato, sino al mal uso que solemos hacer de él. Para gastar menos la temperatura idónea al que debes tener programado el frigorífico es de 5 grados y -18 grados para el congelador. El consumo de electricidad aumenta en un 5% por cada grado adicional de frío.

No dejes las puertas del congelador mal cerradas ni las abras durante más tiempo del necesario, tampoco lo hagas con la puerta del frigorífico. Evita instalar el frigorífico cerca de fuentes de calor como el horno o un lugar dónde dé el sol, en la medida que sea posible. No pegues la nevera a la pared, quítale el polvo de la parte trasera, mejorarás la ventilación del aparato y límpialo también por dentro, si se escarcha su consumo se elevará un 30%. Espera a que la comida se enfríe antes de introducirla en la nevera. Ah!! recuerda: si vas a ausentarte de casa por un tiempo prolongado, deja la nevera limpia, vacía y desenchufada, evitarás un consumo de electricidad innecesario.

Si usas vitrocerámica convencional o placa de inducción, siempre procura que las ollas, sartenes y cacerolas que vayas a utilizar tengan un diámetro igual o ligeramente superior al de la zona de cocción. Así podrás lograr un ahorro de un 20%. También es recomendable utilizar la olla a presión: se tarda menos en cocinar y se puede ahorrar hasta un 50% de energía. En cocinas eléctricas es posible aprovechar el calor residual, apagándolas unos cinco minutos antes de que el plato esté listo.

Si tienes que decidirte por una cocina vitrocerámica o de inducción, la segunda opción es la que te va hacer ahorrar más. Una cocina de inducción puede llegar a consumir un 20% menos de electricidad que las vitrocerámicas convencionales, ya que calientan directamente la base de los recipientes a través de campos magnéticos. Ten en cuenta, no obstante, que lo más barato para cocinar es el gas.

El horno eléctrico es uno de los aparatos menos eficientes de la casa, aunque no tenga un consumo muy elevado, debido a que su uso no es tan constante. Pero también podemos optimizar el consumo, una de las primeras recomendaciones es apagarlo un rato antes de que la comida esté hecha, 10 o 15 minutos, para aprovechar su calor residual. Mantenlo cerrado mientras esté funcionando: cada vez que abres la puerta la temperatura baja entre 25 y 30 grados. Intenta cocinar varios platos a la vez, si el espacio lo permite, y usa recipientes de cristal y cerámica, que guardan más el calor. No lo uses para recalentar comida o descongelar alimentos.

Si usas el lavavajillas llénalo, no lo enchufes medio vacío y utiliza bajas temperaturas o lavados medios o cortos si la vajilla no está demasiado sucia. A parte de ahorrar en electricidad también ahorrarás 30 litros de agua al día.

Usar el microondas implica un ahorro de entre el 60% y el 70% respecto al horno. En comparación con el horno convencional supone un ahorro energético de entre el 60% y el 70%. Para aprovechar al máximo su potencial, escoge los materiales que mejor se adapten, como el vidrio pyrex. También es recomendable cortar los alimentos que vayamos a cocinar en trozos pequeños, para que el proceso sea más rápido.

Usa electrodomésticos eficientes energéticamente, los cuales tienen un consumo de electricidad con una mayor eficiencia energética. Teniendo en cuenta estos consejos básicos, lograremos optimizar nuestro consumo y ahorrar en la factura de la luz.

Esperemos haberte ayudado con este artículo, si necesitas más información en Argente Balaguer te asesoramos. No dudes en ponerte en contacto con nosotros llamando a nuestro teléfono 962 48 43 58 o a través de nuestra página web www.argentebalaguer.com, recuerda que te asesoramos sin compromiso.

Especials

Segueix-nos a les xarxes

Al Facebook

Esta pàgina utilitza cookies propies i de tercers per millorar els nostres serveis i facilitar la navegació. Si continues navegant, sense modificar la configuració de les cookies, entenem que acceptes el seu us. Post modificar la configuración en cualsevol momento.
Acceptar
Amb aquesta subscripció rebràs gratuïtament al teu correu el nostre diari quant llancem una nova edició.
Nom
Correu electrònic
Idioma de la publicació
  • Castellano
Accepte els terms i les condicions descrites ací
CERRAR
Buscar noticies
Paraules
Només es considerarán paraules de 3 o mes lletres.
On
Títul
Subtítul
Resum
Text
Selecciona les parts de la noticia on recordes que estàn les paraules a buscar.
DAta de publicació
Desde:
Fins a:
Indica les dates aproximades de publicació de les noticies que estàs buscant.
Resultats